Por Ismael Rondón Es asombroso como las autoridades, a pesar de la crisis y la difícil situación económica por la que atraviesa la ciudad, deciden malgastar valiosos recursos obtenidos mediante préstamo en algo que, según las justificaciones dadas por ellas mismas, no es necesario. Es difícil entender que la ciudad más pobre del Estado, y donde por más de diez años ...