Newsletter subscribe

Lawrence News

Alcalde Rivera, usted llamó la atención a esta ciudad

Lawrence City Hall Eagle
Posted: February 3, 2018 at 8:48 am   /   by   /   comments (0)

Por Dalia Díaz

Nos gusta llamar la atención sobre muchas cosas buenas que ocurren en Lawrence. No nos gusta llamar la atención sobre las malas noticias que ocurren. Simple, ¿verdad? La mayoría de las cosas buenas y malas suceden por sí mismas. Cuando digo “por sí mismas”, quiero decir que no se necesitaban reglas, leyes o empuje político para hacer lo correcto por parte de personas, grupos o agencias. Pero, ¿qué sucede cuando nos llamamos la atención para pelear? La respuesta: consigue una pelea.

No hubo necesidad de que la Ciudad de Lawrence promulgara la “Ordenanza sobre Confianza” (Trust Act). ¡No es necesario en absoluto! Varios concejales y el alcalde decidieron publicitar y escalar una situación que no necesitaba publicidad ni ser escalada. Entonces crearon una ordenanza para enviar un mensaje a Washington. Ahora Washington está enviando un mensaje a cambio.

Piense en esto por un segundo. Elimine todo el comportamiento estereotípico y emocional y mire la acción de querer crear y promulgar una ordenanza que haga de Lawrence una ciudad santuario. ¿Por qué la ciudad crearía una ordenanza? Si la acción fue no utilizar la aplicación de la ley local para ayudar a ICE en el arresto de inmigrantes indocumentados, una ordenanza no era necesaria. Internamente, podría haber sido una política verbal. ¡Pero no! La ciudad tiene que anunciarlo y convertirlo en una ordenanza solo para dar un golpe a Washington y llamar la atención sobre esta pequeña ciudad. Y ahora, la financiación federal está en juego.

¿Cree que esta Ordenanza sobre Confianza fue creada para ayudar a las fuerzas policiales locales a concentrarse únicamente en hacer sus trabajos locales y no en inmigración? No. Esta ordenanza fue creada por varios concejales que utilizaron sus posiciones para hacer una declaración política al presidente de los Estados Unidos. Pusieron en peligro la financiación y la gente de Lawrence, incluso más ahora, que están bajo el microscopio con el Procurador General de los EE. UU. Usaron sus puestos en la tribuna, la mayoría en busca de votos.

La ordenanza Lawrence Trust fue aprobada en agosto de 2015 y dice: “No está dentro del alcance ni mandato de la Ciudad hacer cumplir la ley federal de inmigración o buscar la detención, transferencia o deportación de residentes de Lawrence para fines de inmigración civil, ni gastar los recursos de la ciudad con ese fin. Bajo ninguna circunstancia el personal de la policía de la Ciudad de Lawrence contactará, detendrá o arrestará a una persona en función del estado migratorio, ya sea conocido o desconocido”.

Y más abajo dice: “Ningún funcionario o empleado de la agencia de cumplimiento de la ley de Lawrence responderá a ninguna solicitud de notificación de ICE que busque información sobre el estado de encarcelamiento de un individuo, la duración de la detención, domicilio, dirección del trabajo, información personal, información auditiva, o pendiente de publicación”.

El Alcalde Rivera se opuso a la Ordenanza de Confianza desde el principio. El Concejo Municipal quería seguir adelante. Debido a que fue un año de elecciones, el Alcalde cedió únicamente por los votos. La Ciudad ha engañado a la gente con una falsa sensación de seguridad al crear esta Ordenanza sobre Confianza. Creo que la mayor atención ahora hará que ICE mire más a Lawrence y esa agencia estará más involucrada en el equipo de trabajo de inmigración de la ciudad. A veces me pregunto si el Alcalde Rivera tenía la intención de que fuera así: para sacar a las personas indocumentadas de la ciudad. No era así, pero la decisión ahora está perjudicando a esa gente. Se trataba de votos: hacer que tantos latinos emitieran sus votos creando una falsa sensación de seguridad.

Luego, después de recibir la carta del Procurador General de los Estados Unidos Jeff Sessions la semana pasada, el alcalde ha estado haciendo rondas en entrevistas de televisión con locutores totalmente ignorantes de lo que sucede en Lawrence. Él ha parecido un escolar inocente que no sabe por qué Trump nos ha escogido. Jorge Quiroga de WCVB-TV Canal 5 dijo: “Rivera dice que no tiene idea de por qué Lawrence llegó a esa lista.” No puedo creer que él no sepa que en febrero de 2016, Rivera demandó a la Administración de Trump en nombre de las ciudades santuario y que los hizo señalar a la ciudad.

Tal vez fue que la Senadora Estatal Barbara L’Italien y la Representante Estatal Juana Matías han estado ansiosamente hablando de su apoyo a la Ley de Comunidades Seguras en la cámara estatal, para que el Gobernador Charlie Baker declare a Massachusetts como un Estado Santuario. Han estado apuntando a Lawrence con un farol diciendo: ¡oye, mira la poderosa ciudad del Valle de Merrimack!

No estoy escribiendo para argumentar lo que está bien o mal, o estoy de acuerdo o en desacuerdo, sobre el estado migratorio indocumentado o si la definición de ciudad santuario viola el derecho de cualquier persona o del gobierno federal. Ni siquiera estoy diciendo si el gobierno federal ha excedido su autoridad. Y ciertamente, no estoy afirmando si la protección de las personas indocumentadas es correcta o incorrecta. Solo escribo para decir que fue estúpido que nuestros funcionarios electos escogieran públicamente una pelea transmitiéndola al mundo al votar por una ordenanza que no era necesaria.

Fue un truco político de todos los concejales y del alcalde. Después de todo, sólo uno de los concejales que votaron por la ordenanza del fideicomiso no es demócrata. Y sabemos que son los Demócratas los que están a favor de las ciudades santuario y los Republicanos que están en contra. Incluso el Comité de Abogados para los Derechos Civiles y la Justicia Económica (quienes supuestamente representan a Lawrence y otras ciudades sin costo alguno) están usando a la gente de Lawrence para su ardid político. Llama la atención sobre el nombre de su agencia solo por publicidad.

Ahora lo que los residentes de Lawrence pueden esperar es que más funcionarios de ICE se lleven gente y pidan documentos, posiblemente de la misma manera en que lo hicieron los nazis en Alemania en la década de 1940. Posiblemente habrá más oficiales federales en las calles de Lawrence arrestando personas por su estado migratorio. Posiblemente habrá más trabajo que el Departamento de Policía de Lawrence (LPD) tiene que hacer y este trabajo extra evitará que peleemos contra los criminales reales (ya sea que estos criminales estén documentados o no) en nuestras calles. Ciertamente, las amenazas de eliminar, cancelar, posponer los fondos asociados con la aplicación de la ley ya han sido establecidas por el Fiscal General Sessions. Ya veremos los despidos porque eso es lo que ocurrirá si la ciudad va a sacar fondos de otros departamentos para compensar los déficits del Departamento de Policía de Lawrence por los subsidios que ya no vendrán del gobierno federal.

Despierta Lawrence, ¡esto es por lo que votan! Políticos que no piensan bien las cosas; se trata de ellos. Cuando traes arena a la playa……

ICE está en Lawrence – aunque usted no lo sepa

El Alcalde Rivera y el Concejo Municipal aprobaron la Ley de Confianza (The Trust Ordinance) supuestamente para garantizar que las fuerzas del orden público locales se concentren únicamente en los delitos locales y no tomen recursos para las redadas y arrestos del Servicio de Aduanas de Inmigración (ICE).

Sin embargo, lo que el Alcalde Rivera no le dice es que ha estado trabajando en cooperación con ICE. Él no lo sabe, pero lo es. Aquí, cómo ha colocado a los inmigrantes en Lawrence en peligro. Además de anunciar que la Ciudad de Lawrence es una ciudad santuario (al aprobar una ordenanza y publicar ese hecho en la prensa), su departamento de cumplimiento de la ley ha estado recopilando información que está perjudicando a los inmigrantes.

El Alcalde Rivera le ordenó al Departamento de Policía de Lawrence que revisara la placa de vehículo de cada vehículo que pasa por las calles de la Ciudad de Lawrence. Él exige esto y mensualmente espera un informe del Departamento de Policía de Lawrence (LPD) sobre el número de placas que se han procesado y verificado. Esas placas de matrícula se guardan en una base de datos con el nombre del propietario del vehículo y la información pertinente. Sus matrículas están siendo revisadas por un sistema en línea, mientras está esperando en un semáforo, estacionado frente a su casa, comprando, conduciendo o mientras está en su iglesia.

Esta es una forma de rastrear a todo el mundo en todo momento, independientemente de si están acusados de algún delito. LPD está usando cámaras automáticas para leer y tomar fotos digitales o revisar miles de placas de automóviles para ayudar a resolver crímenes, pero en el proceso almacenan información sobre cientos de residentes inocentes de Lawrence. Los escaneos de la placa por LPD están archivados y no tienen una política para borrar esos informes.

La agencia de Inmigración y Aduanas oficialmente ha obtenido acceso de toda la agencia a una base de datos nacional de reconocimiento de matrículas y está utilizando esta base de datos para buscar a personas indocumentadas en Lawrence y en otros lugares. La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) afirma que los escáneres de matrículas son “en efecto, sistemas de seguimiento de ubicación del gobierno que registran los movimientos de muchos millones de estadounidenses inocentes en enormes bases de datos”.

La revista Verge afirma que el sistema le da a la agencia ICE acceso a miles de millones de registros de matrículas y nuevos poderes de seguimiento de ubicación en tiempo real, lo que genera preocupaciones importantes de libertarios civiles. Vigilant Solutions, que es la compañía que ha firmado un contrato con ICE, ha acumulado una base de datos de más de 2 mil millones de fotos y chequeos de matrículas al ingerir datos de socios como agencias de reposesión de vehículos y otros grupos privados y con agencias locales de aplicación de la ley.

Mucha gente en Lawrence está perpleja, que ante las cámaras, el Alcalde Rivera parece apoyar a su comunidad diciendo que él protege a las personas indocumentadas a través del Trust Act. Pero sus acciones cuentan otra historia – cómo está ayudando al gobierno federal en la búsqueda de inmigrantes indocumentados. Saber dónde vive alguien es una cosa, pero esta tecnología también podría permitir que alguien señale dónde trabaja, compra, adora o se divierte una persona – toda la información de que alguien, incluso un ciudadano respetuoso de la ley, quizás no quera que la tengan eso en sus registros.

New Hampshire es el único estado que ha aprobado leyes que restringen el uso de la policía de lectores de matrículas a circunstancias específicas.

Según un artículo publicado en Syracuse.com el 23 de marzo de 2014, “la ley de New Hampshire, que permite que las cámaras se utilicen solamente en autopistas de peaje, es la más estricta del país”. Además, en el estado de Maine, los registros tienen que ser borrados después de 21 días.

Un reportaje en la Radio Pública de Vermont el 6 de marzo de 2015 establece que, “La ACLU en realidad piensa que 24 horas son muy razonables. La razón que se da para el uso de estos sistemas es atrapar a las personas para quienes hay órdenes de arresto pendientes, para las personas que puedan estar perdidas, que desarrollen una lista todos los días y generalmente esa información es buena para ese día nada más.”

Aquí está el enlace para obtener más información sobre cómo ICE y Vigilant Solutions están diseñando estrategias en nombre de su misión de arrestar y regresar a los soñadores.

https://www.theverge.com/2018/1/26/16932350/ice-immigration-customs-license-plate-recognition-contract-vigilant-solutions