Newsletter subscribe

Desde Mi Esquina/From My Corner

Desde Mi Esquina: Octubre 8, 2017

Posted: October 9, 2017 at 6:54 pm   /   by   /   comments (0)

Rivera cambia las leyes a su antojo

Hace un par de años, Richard Rodríguez, de la Comisión de Discapacitados de Lawrence, presentó ante el Concejo Municipal una propuesta para aumentar las multas por aparcar en un espacio diseñado para conductores discapacitados a $300 como lo han hecho en otras ciudades. Después de una larga lucha y muchas reuniones, fue aprobado y enviado a la legislatura para su aprobación. Esa es la manera correcta porque el estacionamiento para personas discapacitadas es una cuestión de derecho.

Sin embargo, en Lawrence, el Alcalde Rivera piensa que es el todopoderoso que puede cambiar las leyes a su conveniencia e hizo una nueva regla: Los coches con placas fuera del estado serán multados, incluso si tienen una insignia de handicap. Dado que los parquímetros y sus asistentes son ahora empleados de la ciudad, ellos siguen a ciegas las órdenes del alcalde y nadie se atreve a señalarle que lo que hace es ilegal.

La gente ha estado recibiendo multas de estacionamiento de $300 y aparentemente, ellos conocen la ley. La ciudad recientemente pagó $125,000 a un litigante y hay otro caso que será escuchado pronto por los tribunales en los que el conductor recibió seis violaciones.

El asunto en cuestión se rige bajo la Ley General de Massachusetts, Capítulo 44, Secciones 22 y 22A. La parte pertinente de la Sección 22A especifica claramente:

“No se impondrá ninguna penalidad a ningún veterano discapacitado o minusválido, cuyo vehículo lleve las placas de matrícula distintivas, … que lleve la identificación oficial de una persona discapacitada expedida por cualquier otro estado, o cualquier Provincia Canadiense, por estacionar dicho vehículo de cualquier manera para un período de tiempo más largo que el permitido por dichas ordenanzas, estatutos, reglas u órdenes”.

Cualquier reglamentación local es inconstitucional bajo la legislatura si es inconsistente con la constitución o leyes del estado. Bajo este caso, la acción de Lawrence de emitir multas a los conductores con chapas o licencias de discapacitados fuera del estado sería inconsistente con el estatuto estatal. La única manera en que Lawrence puede reemplazar este estatuto es pasar una petición a la legislación estatal (Home Rule Petition) lo cual no se ha hecho. Parece que hay abuso de poder por parte del alcalde.

Rivera en la radio

El Alcalde Dan Rivera fue entrevistado el pasado Octubre 5, 2017 en el programa Micrófono Abierto con Carmen Chalas. Después de cuatro años en el poder su español sigue siendo malísimo. Tengo que admitir que sus palabras mal dichas tienen un sonido juvenil y talvez esa es la razón por la cual no se preocupa por aprender.

Tengo que admitir que no hubo preguntas interesantes y con plomo. A pesar de que no importa porque él fue a decir lo mismo que ha dicho en los últimos cuatro años.

Su primera mentira fue, “A mí no me van a encontrarme en una barra”. Digo que es mentira porque él no va a Bali’s u otro establecimiento latino. A él hay que buscarlo en el Claddagh.

“La gente de William me dan una mala imagen”, dijo el alcalde. Acusó que las “botellas” que él despidió se han encargado de darle mala fama.

“William nunca ha hecho horas de oficina en DeMoulas”, al alcalde se le olvidó que William compraba y sigue comprando en DeMoulas. Pero que durante cuatro años el hacía “office hours” en frente del city hall, en el parque o en el banco frente a la corte superior.

Cuando le preguntaron por qué no ha despedido a Wendy Luzón que tuvo que admitir que mintió en su resumé, evadió la pregunta contestando que Wendy acercó su administración a Dios. Que ella es una persona de Dios y está haciendo muy buen trabajo.

Cuando otra vez le tocaron el tema de Wendy, él contestó: “Esa mujer (Gilda Durán) era una burócrata; Wendy es de la iglesia y nos ha acercado más a las Iglesias”.

Yo he leído la descripción de la posición de Wendy. Acercar las iglesias a la administración no es parte de su trabajo.

Un radio oyente le dijo, “Tú no eres el alcalde del pueblo; tú eres el alcalde de tu gente”.

¿Qué piensas hacer con este problema de la drogas? Fue otra pregunta. Su respuesta otra vez brilló por su ausencia con esta respuesta: “Estamos en tiempo de guerra, la guerra del vicio”.

Un oyente le preguntó qué él responde a la familia de Lee Manuel Viloria. Desafiante y arrogantemente contestó: “La gente de William quieren politizar todo. Me duele mucho el asunto de Lee Manuel”. Señor alcalde, una muerte no es un “asunto”. Explicó que “a todos nos debe dar vergüenza”. Este hombre no admite sus errores; siempre acusando a otros de sus hechos.

Como por arte de magia convirtió el desastre del edificio del departamento escolar y la demanda que le siguió como un logro porque ahora la ciudad está cobrando rentas. Lo que él no mencionó es que la ciudad perdió el juicio y le tenían que pagar a Carmine DiAdamo 3 millones de dólares por lo cual se consintieron y le compraron el edificio donde ahora está el departamento escolar y las oficinas de Workforce Investment Board pagando alquiler a la ciudad. Tampoco hizo mención de los millones que costaron las reparaciones.

El alcalde se encaprichó en comprar el edificio del 300 Essex St. para hacerlo oficinas pagando más de $600,000 por él. Como ya no se necesita, ahora lo tiene a la venta en $500,000 después de haber gastado unos $300,000 en estudios y renovaciones. Su capricho ha sido tremenda pérdida para la ciudad.

Una maestra le preguntó qué va a hacer con los usuarios de drogas y esos indigentes pidiendo dinero. Otra vez no dijo nada, pero si divulgó que hay días que arrestamos a 40 de esas personas. Yo inmediatamente tomé nota de esto para verificar cuántas personas son arrestadas por drogas en esta ciudad a diario. Esos arrestos a los que él se refirió fueron durante el verano y en su mayoría fueron traficantes o criminales para quienes tenían órdenes de arresto pendientes.

El alcalde confirmó que sí va a firmar la Ley de Residencia e insiste en hacerle cambios a lo que los votantes eligieron.

También como logros comentó que arregló 22 canchas de baloncesto, empleó a 23 policías; y arregló el aire acondicionado de la biblioteca pública.

Terminó su entrevista con más veneno donde acusó a aquellas personas que lo critican de emplear a una bibliotecaria sin experiencia y contestó: “A la gente le duele que la bibliotecaria sea puertorriqueña”, fomentando una división y odio entre los puertorriqueños y dominicanos. Espero que los votantes no se crean eso.

Dicho sea de paso, él dijo que Jessica Valentín está tomando un curso hacia su título de Ciencias Bibliotecarias pero mis fuentes me dicen que eso no es cierto. Ella no está matriculada en ninguna parte.

Pero el comentario más desagradable lo hizo diciendo que William Lantigua come en las bodegas sin pagar aclarando que él sí paga. Su comentario, aunque fue despectivo creo que beneficia a Lantigua porque a él no se le ve en ninguna bodega. Eche un vistazo a su cuenta de gastos de www.OCPF.us y verá los buenos restaurantes donde él come.